Como podréis ver, la antígua iglesia de San Juan Bautista todavía conserva pinturas con dragones, capitales con figuras humanas, arcos, etc, que están pidiendo a gritos su conservación y posterior restauración. 

 

Aunque quiero ser positivo, la verdad es que me indigna el grado de abandono en el que se encuentra el conjunto, y que a la mayoría de los mirandeses no le importe su futuro.

 

He de decir, que lo he visitado por su interior y mi sorpresa fue mayuscula al descubrir como se están hundiendose los suelos, techos paredes, de algunas capillas. ¿Hasta cuando resistirá?

 

Bueno las fotos que muestro lo dicen todo.